Actividades Cetáceas

Talleres para niños

Si hay sanación posible para este mundo, no es otra que la del regreso a la Pureza, a la Inocencia y al Amor… las cualidades esenciales que, precisamente, comparten los niños y los Delfines y que quedan plasmadas en estos tres talleres:

  1. El Taller «LA CASITA DE COLORES DEL CORAZÓN», dirigido a niños de entre 6 y 12 años.
  2. El Taller «DESPERTAR DELFÍNICO», dirigido a niños y sus padres.
  3. El Taller «EXPANSIÓN DELFÍNICA», dirigido a niños con discapacidades y sus padres.

Los niños son la clave… la llave maestra que abre la puerta de la Inocencia a la que los adultos debemos regresar como paso fundamental en el proceso de sanación y liberación al que estamos siendo llamados como Humanidad.

Pero los niños no lo saben… De ahí la importancia de que les ayudemos a descubrir que ellos son seres de luz purísimos, conectados aún con la Fuente y que, por ello mismo, tienen una función clave en estos momentos de Ascensión planetaria. Hagámosles el regalo de acompañarlos a que reconozcan su luz, su potencial y sus cualidades puras e inocentes para que no cierren nunca sus corazones y para que nos ayuden a los adultos a reabrir los nuestros.

Talleres para niños

Si hay sanación posible para este mundo, no es otra que la del regreso a la Pureza, a la Inocencia y al Amor… las cualidades esenciales que, precisamente, comparten los niños y los Delfines y que quedan plasmadas en estos tres talleres:

  1. El Taller «LA CASITA DE COLORES DEL CORAZÓN», dirigido a niños de entre 6 y 12 años.
  2. El Taller «DESPERTAR DELFÍNICO», dirigido a niños y sus padres.
  3. El Taller «EXPANSIÓN DELFÍNICA», dirigido a niños con discapacidades y sus padres.

Los niños son la clave… la llave maestra que abre la puerta de la Inocencia a la que los adultos debemos regresar como paso fundamental en el proceso de sanación y liberación al que estamos siendo llamados como Humanidad.

Pero los niños no lo saben… De ahí la importancia de que les ayudemos a descubrir que ellos son seres de luz purísimos, conectados aún con la Fuente y que, por ello mismo, tienen una función clave en estos momentos de Ascensión planetaria. Hagámosles el regalo de acompañarlos a que reconozcan su luz, su potencial y sus cualidades puras e inocentes para que no cierren nunca sus corazones y para que nos ayuden a los adultos a reabrir los nuestros.

La casita de colores del corazón

Este taller pretende ser un bálsamo para nuestros niños y un espacio en el que puedan hacerse conscientes de lo que no saben: que ellos, estando como están aún conectados con la Fuente de la que todos provenimos, son la llave, el camino y la guía hacia la Inocencia y el Amor que reside dentro del corazón de cada ser humano y que nosotros, los adultos, creemos haber perdido por el camino.

La casita de colores del corazón

Este taller pretende ser un bálsamo para nuestros niños y un espacio en el que puedan hacerse conscientes de lo que no saben: que ellos, estando como están aún conectados con la Fuente de la que todos provenimos, son la llave, el camino y la guía hacia la Inocencia y el Amor que reside dentro del corazón de cada ser humano y que nosotros, los adultos, creemos haber perdido por el camino.

Despertar delfínico

La mejor manera en que los padres pueden acompañar a sus hijos en su crecimiento no sólo físico sino, sobre todo, emocional, es habiendo sanado ellos mismos antes. Mientras no lo hagamos, estamos contaminando de alguna manera la relación con nuestros hijos, sobre los que proyectamos, sin darnos cuenta, las heridas que nuestro propio niño o niña interior aún guarda en su memoria.

Esa es, precisamente, la intención última de este taller conjunto: que se dé un doble despertar. Despertar de los padres a lo que han olvidado -que son alegría, inocencia y amor- y despertar de los niños a lo que no sabían -que son los guías para que los adultos regresen al Corazón.

Despertar delfínico

La mejor manera en que los padres pueden acompañar a sus hijos en su crecimiento no sólo físico sino, sobre todo, emocional, es habiendo sanado ellos mismos antes. Mientras no lo hagamos, estamos contaminando de alguna manera la relación con nuestros hijos, sobre los que proyectamos, sin darnos cuenta, las heridas que nuestro propio niño o niña interior aún guarda en su memoria.

Esa es, precisamente, la intención última de este taller conjunto: que se dé un doble despertar. Despertar de los padres a lo que han olvidado -que son alegría, inocencia y amor- y despertar de los niños a lo que no sabían -que son los guías para que los adultos regresen al Corazón.

Expansión delfínica

Los niños con algún tipo de afección neurológica, motora, cognitiva, genética o conductual pueden beneficiarse ampliamente al exponerse al «contacto» con los Delfines, sin que se requiera para este contacto la presencia física de los animales, pues ellos trabajan desde muchos otros planos. El tipo de interacción que establecen los Delfines con estos niños no sólo les puede ayudar a mejorar algunos de los síntomas o de las limitaciones que padecen, sino que también les impulsa a reconectar con la alegría y con la serenidad, algo que, sin duda, revierte de forma muy positiva en ellos y en sus familias.

Dibujo Sara

Expansión delfínica

Los niños con algún tipo de afección neurológica, motora, cognitiva, genética o conductual pueden beneficiarse ampliamente al exponerse al «contacto» con los Delfines, sin que se requiera para este contacto la presencia física de los animales, pues ellos trabajan desde muchos otros planos. El tipo de interacción que establecen los Delfines con estos niños no sólo les puede ayudar a mejorar algunos de los síntomas o de las limitaciones que padecen, sino que también les impulsa a reconectar con la alegría y con la serenidad, algo que, sin duda, revierte de forma muy positiva en ellos y en sus familias.