Actividades Cetáceas

Despertar delfínico

TALLER DELFÍNICO PARA NIÑOS Y PADRES.

La mejor manera en que los padres pueden acompañar a sus hijos en su crecimiento no sólo físico sino, sobre todo, emocional, es habiendo sanado ellos mismos antes. Mientras no lo hagamos, estamos contaminando de alguna manera la relación con nuestros hijos, sobre los que proyectamos, sin darnos cuenta, las heridas que nuestro propio niño o niña interior aún guarda en su memoria.

Los niños merecen que los adultos reconozcamos nuestras heridas, que aprendamos a plegar nuestra soberbia y que nos abramos a dejarnos impregnar y guiar por la Sabiduría natural que ellos portan sin saberlo, que no es otra que la de saber vivir en y desde el Corazón. 

Los adultos debemos responsabilizarnos de nuestras heridas para sanarlas de una vez por todas y darnos, por fin, el permiso de recordar que somos Amor y que nuestra verdadera Casa no es otra que nuestro Corazón, al que podremos regresar, si lo deseamos, ayudados por los niños que son los que mejor conocen el camino.

Y todos, tanto niños como adultos, merecemos volver a habitar juntos la Maravilla de la Vida; volver a disfrutar unidos del camino de Sorpresa y Magia que se despliega a cada instante si nos abrimos, de la mano, a vivir la Vida y a vivirnos desde corazones abiertos, frescos y recobrados. 

Esa es, precisamente, la intención última de este taller conjunto: que se dé un doble despertar. Despertar de los padres a lo que han olvidado -que son alegría, inocencia y amor- y despertar de los niños a lo que no sabían -que son los guías para que los adultos regresen al Corazón.

Los Delfines ayudarán a los Padres a:

  1. Ver, reconocer y abrazar el dolor y la cerrazón que tiene su propio corazón.
  2. Elegir querer sanar de su dolor, de su resentimiento y de su pasado.
  3. Aceptar y valorar, desde la humildad, el rol de guías que pueden tener sus hijos para conducirlos de regreso a su propio corazón. 

Los Delfines ayudarán a los niños a:

  1. Comprender el proceso que, al crecer, nos lleva a cerrar el corazón.
  2. Tomar consciencia del valor y la importancia de las cualidades vivas de su Esencia que ellos aún conservan.
  3. Aprender dinámicas y ejercicios que les ayuden a responsabilizarse del bienestar de su Corazón.
  4. Aprender a llamar a los Delfines, a relacionarse con ellos y a pedirles asistencia cuando lo necesiten.