Faro de Luz

En este navegar indómito que es el vivir, a veces la tormenta arrecia y sentimos que perdemos el norte y hasta el aliento, encogidos de miedo bajo el acecho de los relámpagos, de los pasados, los truenos y las promesas.

Es entonces cuando la Luz se hace camino, guía, sostén. Y las palabras, impregnadas de Presencia, se vuelven viento a favor, horizonte amigo… brújula para encontrar la ruta de vuelta a Casa.

Eso te ofrezco en este blog «Faro de Luz«: palabras-relatos, palabras-poemas, palabras-verdades, palabras-amor que te acompañen en tu viaje para que nunca sientas la frialdad del olvido o la distancia. Palabras transmutadas en Faro que te recuerden que no estás solo en la tormenta; que Tú eres la calma en el ojo del huracán; que Tú eres la Luz que buscas a lo lejos. Palabras que te recuerden que Tú eres la tierra amada a la que anhelas regresar.